¿Cómo conseguir un rostro sin arrugas, terso y más joven?

Sin duda, uno de los momentos en el que mucha gente se da cuenta del paso de los años es cuando se ve por primera vez con arrugas y patas de gallo. En nuestro departamento de dermoestética se trabaja cada día para ofrecer las técnicas más efectivas y los tratamientos más innovadores.

1.  Bótox, el nº. 1 en el ranking de procedimientos estético en españa

A pesar de los que muchos piensan, el tratamiento con bótox es el menos invasivo y eficaz frente a las líneas de expresión. La cara tiene decenas de músculos gracias a los cuales tenemos expresividad. Muchas de nuestras expresiones conllevan a que aparezcan arrugas que con el paso del tiempo se acaban marcando. Esto es especialmente frecuente en el tercio superior de la cara: frente, entrecejo y contorno de ojos.

El bótox inhibe la contracción de parte de esos músculos consiguiendo reducir notablemente las arrugas y prevenir su aparición. Consigue un efecto lifting permitiendo que la piel luzca más relajada y natural.

2. microneedling, un gran aliado frente a las líneas de expresión

Unas de las técnicas más eficaces para reducir arrugas y líneas de expresión. Se realiza con un dispositivo con unas micro agujas que se mueven rápidamente sobre la piel. Esto favorece la absorción del principio activo que queramos aplicar en función de lo que cada piel necesita. Se trata de mesoterapia que se puede realizar con ácido hialurónico, vitaminas o incluso con plasma rico en plaquetas que obtengamos de la sangre de la paciente. Cuando las micro agujas se deslizan sobre la piel se consigue la activación de los fibroblastos, productores de colágeno. El colágeno es una de las proteínas estructurales más abundante que hay en la piel. Sin embargo, tanto la cantidad como la capacidad de producirlo disminuye con el paso de los años. El microneedling estimula la generación de colágeno y elastina de forma natural y apenas tiene contraindicaciones por lo que siempre es una opción a valorar cuando queremos dar un poco de mimo a nuestra piel.

Paciente al que se le está realizando un tratamiento con ácido hialurónico para mejorar las marcas que le produjo el acné.

rellenos dérmicos (fillers)

Los rellenos dérmicos (fillers en inglés) como su nombre indica son materiales específicamente diseñados para hacer función de relleno. Permiten recuperar volúmenes que se han perdido o para aumentar el volumen de una zona concreta.

Dentro de esta opción de tratamientos se incluye el ácido hialurónico. Se trata de una molécula que se encuentra presente en la piel de forma natural. Con el paso del tiempo, la capacidad de nuestro cuerpo de producirla mengua. Esto conlleva una pérdida de hidratación a la que se suma la pérdida de colágeno volviendo a la piel menos flexible, más laxa y tiende a caer. Así aparecen las arrugas y patas de gallo.

El ácido hialurónico que infiltramos bajo la piel neutraliza estos efectos reponiendo el volumen que se ha perdido. Al absorber y retener el agua aporta hidratación a la piel y también volumen. El resultado es una piel más tersa e hidratada. Tipos de ácido hialurónico hay muchos, de menos a más cantidad de ramificaciones y sus aplicaciones son también variadas. En DERMATOdesign podemos ayudarte a corregir muchos defectos que te acomplejan, siempre sin perder de vista el principal objetivo: QUE TÚ TE SIENTAS BIEN.

Otro tipo de rellenos son los inductores de colágeno. Estas productos son capaces de activar los fibroblastos de nuestra piel para que empiecen a sintetizar colágeno. Estos  fillers son una solución muy interesante que tratamos en mayor profundidad en el artículo ¿Qué son los inductores de colágeno?

HAZNOS CUALQUIER CONSULTA SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS

A title

Image Box text